Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Lun Jun 24, 2013 1:58 am.





Últimos temas
» Quiero crear horcruxes ??
Dom Feb 27, 2011 5:36 pm por mourizeus2pi

» ~Registro de Mortífagos y Aurores
Dom Feb 27, 2011 4:37 pm por mourizeus2pi

» Ficha de James
Lun Ene 24, 2011 5:56 pm por James Ferland

» La guitarra que arde
Mar Ene 11, 2011 9:31 pm por Katie Lowen

» Magic Wold (Nuevo)[ ESTAN EN ELITE]
Dom Ene 09, 2011 7:13 pm por Alan Silverstein

» Mandrágoras y Muérdago (abierto ahora mismo) (Élite)
Vie Ene 07, 2011 9:11 pm por Alan Silverstein

» Toujours Pur, Merodeadores después de Hogwarts {FORO NUEVO, Afiliación}
Vie Ene 07, 2011 9:02 pm por Alan Silverstein

» Marauder's Oath [Normal]
Vie Ene 07, 2011 9:00 pm por Alan Silverstein

» Corruption in Milan [normal]
Vie Ene 07, 2011 8:59 pm por Alan Silverstein














La guitarra que arde

Ir abajo

La guitarra que arde

Mensaje por Saskia Garred el Vie Dic 31, 2010 9:12 pm

[Libre]


Hacia unos días que había llegado y ya esta harta de estar siempre en Hogsmeade. Un día salió de su habitación alquilada en las Tres Escobas y tomó el tren rumbo a Londres. Su padre ya le había enviado una generosa cantidad de dinero así que tomó el expreso de Hogwarts hasta King’s Cross, salió del anduve y camino a la salida lista para visitar Londres. Lo único malo es que estaría rodeada de muggles pero necesitaba salir de aquel pueblo y visitar un poco la ciudad ya que aunque no conociera a nadie, aunque solo fuese a andar necesitaba ver más cosas de las que Hogsmeade podía ofrecerle. Era curioso ver como se desplazaban los muggles en aquellos trastos de cuatro ruedas o incluso metiéndose en unos túneles que según decían los carteles era el metro. Había leído hacerla de ello, supuestamente el metro era un tren subterráneo que les llevaba en poco tiempo a otros lugares. Saskia se lo creía, no tenía ninguna gana de meterse a comprobarlo. Caminó por varias calles, concurridas y llenas de gente. Luces, vehículos, ¿los muggles siempre estaban tan estresados? Yendo tan deprisa a todas partes, conduciendo deprisa, era agobiante verlos, se portaban como la cucaracha que sabe que va a ser cazada.

Una calle le condujo hasta la plaza de Trafalgar. Sin duda era más amplia o sosegada. No parecía un mal lugar. Se sentó en uno de los bancos de madera donde podía escuchar a un músico ambulante tocar la guitarra. Esperó que a su maestro no le importara la escapada, después de todo era cerca del mediodía y no creyó que tuviera órdenes para ella tan temprano. Se ajuntó más la bufanda y sacó un paquetito de snack salados. Se sintió un poco sola pero como dice el refrán: mejor sola que mal acompañada, y eso se lo repetía a si misma cada vez que la soledad le atemorizaba.

Las ingenuas palomas aterrizaban cerca de ella esperando que esta les diese algo de comer ’Vais listas ratas de aire’ les dijo mientras seguía comiendo ignorando a las aves. La canción del músico ambulante ya resultaba pesada y Saskia como se aburría sacó despacio u varita y con cautela de no ser vista aplicó un hechizo para que saliera ardiendo ’Lacarnum Inflamarae’ Cuando vio al hombre soltar el instrumento tan deprisa no pudo evitar reírse con cierta maldad. Fue entonces cuando alguien se le acercó y Saskia pensó que podía haberle visto ’¿Puedo ayudarte en algo?’ preguntó pero no en un tono de voz amable sino más bien en un tono de quien esta a la defensiva.
avatar
Saskia Garred
Mortífago

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/12/2010
Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Katie Lowen el Dom Ene 02, 2011 3:31 am

Había sido un día extremadamente largo en el ministerio. Le gustaba, claro, pero aun no llevaba ni una semana en su nuevo trabajo como aurora y era realmente fuerte. Pronto se acostumbraría, de seguro, pero el cambio había sido radical. Esa tarde, luego de salir del departamento decidió dar un paseo en el Londres muggle para despejarse un poco de tantas redadas, de la incertidumbre y el miedo que se respiraba en el ambiente mágico a causa de las terribles muertes de una de las familias mas conocidas por esos lados, los Weasley. Fieles amigos de Harry Potter, un mago reconocido por derrotar en el pasado a Lord Voldemort, uno de los... Villanos mas temibles. Villanos. Se le estaba pegando lo de Olfrang, su compañero. Villano, le parecía sacado de una serie policiaca, de detectives. En fin, con esas muertes creció el temor de que algunos mortífagos, como se solían llamar los seguidores de Voldemort, hubiesen reaparecido de las tinieblas y el olvido al que los habían obligado a ir.

Se apareció cerca de Trafalgar Square y se quedo unos segundos observando esa ajetreada parte de la ciudad. Había estado a punto de tomar un bus, aunque sonara extraño, pero luego recordó lo concurrida que era aquella zona londinense.

Particularmente disfrutaba el andar en esos carros y de vez en cuando hasta tomaba el subway. Lo había hecho durante años, después de todo su madre era muggle. Unos cuantos empujones de la muchedumbre le recordaron que estaba en la ciudad así que se puso en camino hacia la plaza. Tardo unos minutos escogiendo el mejor sitio para sentarse y finalmente se decidió por unos bancos cercanos a un músico muggle ambulante. Se sentó en uno de los bancos que estaba vacío, abrió su bolso, saco unos audifonos- solo para evitar que le hablaran - y se puso a observar distraidamente a la gente a su alrededor. Podía hacer aquello durante horas. La multitud anónima era particularmente entretenida. Se fijó en las personas cerca suyo y le llamó la atención una chica, probablemente porque también estaba sentada sola aunque unos bancos mas allá. Miraba malhumorada - o asi le parecia - al músico. No era mala la melodia sin embargo, algunas personas pasaban y hasta le dejaban unas monedas en el forro abierto de la guitarra. Mirando al chico, se pregunto cuanto ganaría a diario, si le seria suficiente...o no. Unas monedas de dinero muggle aguardan en su bolsillo, casi no las usaba así que decidió dejarle algo al músico. Ya se disponía a acercarsele cuando de pronto soltó un grito a la vez que dejaba caer la guitarra, ahora en llamas. Cerca de allí, aquella chica se reía cruelmente. Se quedo donde estaba paralizada. Casi sin duda alguna era de su mundo, por que otra razón una guitarra se prendería en fuego de la nada o por que mas ella no asustaría ante aquello... Podría ser que....? Pero era imposible. Un mortifago? En medio de tantos muggles? Le pareció muy apresurado su juicio así que opto por pensar que seria una bruja, particularmente extraña, a la que solo le divertían los no mágicos. De ese tipo de gente habían bastante y sin embargo... Recordó la reunión de aquella mañana en el departamente, las muertes que anunciaba El Profeta...

Alguien se acerco a la bruja. Estaba segura de que aquella no la había visto asi que, tomando unas cuantas precauciones, se paro y se sentó un poco más cerca mientras sacaba un libro para disimular que leía. Quien sabe....
avatar
Katie Lowen

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Saskia Garred el Dom Ene 02, 2011 11:52 am

El músico ambulante había soltado la guitarra e golpe y cogiendo sus cosas muy rápido salió corriendo de allí ’Disculpe ¿tiene una moneda?’ Le preguntó un hombre mientras tendía la mano frente suyo ’Si, y no pienso dártela. Déjame tranquila’ le espetó. El hombre se fue por donde había venido murmurando algo pero a Saskia no le importó. Odiaba la gente que se humillaba de tal manera, en las calles londinenses había más mendigos que en el callejón Knockturn entero. Si ella necesitaba dinero procuraba buscarse un trabajo o las mañas para conseguirlo pero nunca pidiéndoselo a alguien. Siguió comiendo sus aperitivos salados cuando se percató de algo. Los muggles que pasaban por la plaza se alejaros lo más posible cuando vieron la guitarra arder, muchos hasta se acercaban curiosos al instrumento pero había alguien a quien no parecía importarle. Una chica, que le había echado usan monedas al músico ahora estaba sentada un par de bancos lejos de ella, con un libro como si nada.

Tal vez fuesen cosas suyas pero le pareció que su actitud era extraña. Saskia, fuera muggle o bruja si ve algo fuera de lo normal trataría de alejarse pero no mostraría esa indiferencia que mostraba la chica morena. A lo mejor tenía algún tipo de tara mental o tal vez… solo tal vez… fuese bruja. Eso le parecía raro, o de muy mala suerte encontrarse con otra bruja en aquel ambiente muggle. La miró por unos momentos con cierto recelo, parecía una persona completamente normal si obviásemos ese detalle en su comportamiento.

La guitarra terminó por consumirse y el fuego a desaparecer en parte por la humedad del suelo. Saskia arrugó la bolsa y se levantó para tirarla a una papelera cercana, y es que podía ser muchas cosas pero no gustaba ensuciando por donde ella iba. Se dirigió a su banco de nuevo pero no se sentó, no aguantaba su curiosidad y se dirigió donde estaba la chica poniéndose frente a ella. No alcanzaba a ver que estaba leyendo pero tampoco le interesaba. ’Otra en tu lugar hubiera salido corriendo’ le dijo obviamente sabría por qué. ’O tienes mucho valor o ya has visto esto más de una vez’ continuó. Curiosamente el tono de Saskia mostraba amabilidad y cierta ingenuidad, nada que ver con la muchacha que hace un raro se reía a maliciosamente por destruir el modo de vida de una persona

avatar
Saskia Garred
Mortífago

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/12/2010
Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Katie Lowen el Dom Ene 02, 2011 1:19 pm

Que tonta. Se había sentado como si nada y olvidó por unos segundos que seguia en el mundo muggle donde una guitarra en llamas no era normal. Ahora leia el libro con los audífonos puestos, con expresión de estar a cien kilometros de alli, como quien no se ha dado cuenta de nada inusual a su alrededor. Seguramente llamaba la atención, para quien se fijara. Estaba un poco desconcentrada pues normalmente lograba pasar sin llamar la atención pero ahora aquella chica caminaba hacia ella. Escuchó perfectamente lo que le dijo pero no se inmutó, o al me no lo demostró. Se limito a mirarla con cara de pocos amigos y luego ceremoniosamente dejo el libro de magia a un lado y se quitó los audífonos. Le hablaba con cierta amabilidad pero eso estaba lejos de inspirarle confianza: había visto como rechazaba al tipo que pedía limosna y estaba lo del músico... Quizá habría desconfiado menos si hubiese llegado con la misma actitud repelente. De todas formas, ya estaba allí con la chica justo enfrente...se debatía entre revelarse de una vez por todas como bruja o aparentar un total desconcierto. El tiempo corria...

- Lindo truco - dijo mirando hacia la guitarra y el corro de curiosos que la rodeaba ajenos a ellas - Acostumbras hacer numeritos en las calles muggles? -

Casi con desgano abrio el bolso y saco la varita. Se puso a juguetear distraidamente con ella mientras miraba de reojo a la rubia, atenta a lo que hiciera. Qué clase de mago incendiaba una guitarra muggle, se reia cruelmente y luego le hablaba con una cara inocente?


Última edición por Katie Lowen el Lun Ene 03, 2011 2:03 pm, editado 1 vez
avatar
Katie Lowen

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Saskia Garred el Dom Ene 02, 2011 6:52 pm

No le gustó la manera de hacerse la desinteresada de aquella chica, tenía esa actitud de sobrada que Saskia odiaba ver al resto. Cuando al vio sacar su varita la rubia echó su mano al bolsillo listo para sacar la suya pero no lo hizo pues la morena tampoco es que hiciera más que una apología de que ella también era bruja. ’Que bonita, yo tengo una igual’ dijo con sarcasmo. No pudo evitar sonreír aunque débilmente pero ya no había ese toque de amabilidad con el que se le había acercado antes para tantearla. En efecto Saskia no se había equivocado al pensar de ella como una bruja y al parecer ella también la había callado. ¿Por qué no fingió extrañeza o disimuló? Tal ver por la morbosa curiosidad de haberse encontrado con una bruja en el mundo muggle. ¿Qué clase de mago pasea por el mundo muggle con esos tapones de música en las orejas? Los audífonos o como demonios se llamasen, se veía ridícula actuando como muggle y con una varita en la mano.

’¿Lo dices por lo de la guitarra?’ preguntó retóricamente ’La verdad es que no suelo relacionarme con muggles ni usar…sus.. chismes’ dijo señalando los audífonos con la cabeza ’La verdad es que no, prefiero hacer numeritos en nuestro mundo pero allí es menos divertido. Déjame preguntar ahora a mi’ dijo entrecerrando los ojos y evaluando a la chica ’¿Te gusta venir con los muggles y usar sus cacharros como ellos? ¿Acaso te aburre nuestro mundo, niña?’

Se cruzó de brazos esperando una respuesta o no, simplemente esperando ver que hacía. Con aquel libro tenía pinta de ratoncita de biblioteca y le daba cierto aire de inocencia que Saskia sabía que era un antifaz. No había nadie completamente inocente ni completamente malvado así que era normal que Saskia desconfiara de esa carita de niña buena. También se le pasó por la cabeza la idea de que alguien la estuviera vigilando y por ahí no iba a pasar. Si se enteraba de que ella le estaba espiando no necesitaría una varita para ponerle la cara morada, le bastaría con sus propias manos. ’¿No me estarás espiando verdad?’ le espetó. ’Si es así más te vale que no te vuelva a ver más cerca mío o lo lamentarás’ Tal vez su padre le hubiera mandado a alguien que la vigilara en Inglaterra para ver si cumplía con su parte del trato, en que se gastaba el dinero…
avatar
Saskia Garred
Mortífago

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/12/2010
Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Katie Lowen el Lun Ene 03, 2011 2:51 pm

Lo sabia. Esa actitud de amabilidad era tan falsa como lo imaginaba, ahora la chica rubia empezaba a mostrar su verdadera cara y le hablaba con cierto tono... Estaba mas que claro que era de esas personas absurdas que pensaban que el tener sangre pura era lo mejor, que el resto era escoria. Se había encontrado con mucha gente así a lo largo de los a;os, pero no por eso le agradaban más asi que en seguida se puso a la defensiva y ... no quería ser paranoica pero esa forma de hablar, la actitud, lo que le había hecho a la guitarra... Una seguidora de los mortífagos? De nuevo acudía esa palabra a su mente.... Pero no podía ser !que casualidad!... y que mala suerte para la rubia... o para ella... un auror y un mortífago en la misma plaza...

Sabía que si respondía a esa pregunta de los "cacharros muggles"", se delataria y de todas formas le habia molestado bastante... además ahora la chica se veia bastante violenta asi que con disimulo miró a su alrededor con un gesto aburrido en la cara sin responder pero de pronto la rubia soltó algo que, si era posible, la hizo desconfiar mas. Espiarla? O aquella chica también era muy paranoica o ocultaba algo. Solo los que tienen miedo de que los descubran o han hecho algo dirian eso...

- Espiarte?... Por qué habría de hacerlo? Acaso escondes algo? - pregunto suavemente mientras sonreía. Ahora si que la miró esperando descubrir algo en su rostro pero en seguida ocultó el interés y siguio mirando a su alrededor distraída. Si tenía suerte quizá aun pudiese sacar algo de aquel extra;o encuentro y debía ser rápido pues ya se hacia la hora...

- te escapaste de Azkaban?- lo dijo en broma y soltó una carcajada para aflojar la tensión, nada propio de ella.

avatar
Katie Lowen

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Saskia Garred el Mar Ene 04, 2011 10:37 am

La chica no parecía, o no quería parecer, hacerle mucho caso, o en realidad pasaba o es que su autocontrol era excelente pero no tardó mucho en hablar y en que en un dialogo con tiranteces era muy difícil morderse la lengua y ser sumisa, eso era que Saskia si valoraba. ’Todos escondemos algo, cara bonita, incluso tú’ dijo alzando una ceja ’Ahora claro, si me dices que eres la representación de la bondad, la sinceridad y la pureza en la tierra no he dicho nada, y para ti soy el diablo. Pero si eres humana como yo entonces ambas tenemos cosas que ocultar ¿a qué no me equivoco?’ preguntó. Todo ser humano, como seres imperfectos, cometemos errores y tenemos nuestros trapos sucios ¿ella no? Sería una mentirosa si lo negara ¿Ve una guitarra arder y se pone a leer como si nada? Si con ese comportamiento no oculta nada…

Con su última pregunta Saskia acompañó su carcajada con otra ’Si, claro, me has descubierto’ dijo pasándose un dedo por un ojo para secarse una lagrima producida por la risa. ’Me he escapado de Azkaban y se me ocurrió venir a Trafalgar Square a pasar el día’ dijo rodando los ojos. Saskia sin dudarlo se sentó al lago de ella, miró por unos momentos el libro de magia y luego a las cosas esas que tenía puestas en las orejas ’¿Eres de familia muggle o vienes a hacerte la muggle por algún motivo?’ le preguntó con sincera curiosidad.

Hablando de curiosidad… ’¿Me dejas probar?’ dijo quitándole un auricular del oído y poniéndoselo ella. Aquello si era extraño ’¿Cómo demonios haces que salga música por aquí?’ dijo tratando de poner atención a lo que oía. Algunos conocidos que era hijos de muggles le habían comentado que la primera vez que vieron el mundo mágico se extrañaron preguntándose como funcionaban las cosas por ejemplo, por qué se movían la gente de los cuadros y fotos, como sabían las lechuzas donde estaban los destinatarios, etc.… Saskia nunca lo confesó pero sentía curiosidad por los objetos muggles, es decir, para no vivir con magia no vivían del todo mal aunque les faltaba mucho para vivir tan bien como los magos.



((No se si Katie esta escuchando música en esos momentos, si no es así dímelo y edito ^.^))
avatar
Saskia Garred
Mortífago

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/12/2010
Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Katie Lowen el Mar Ene 04, 2011 1:31 pm

off-rol: no, no está escuchando pero no importa xD no es muy necesario que edites


- Si,si... todos escondemos algo, pero no a todos nos persigue alguien - La rubia había respondido con un discursito pero no estaba segura de que pensar de el. De todas formas, siempre era mas fácil sacar información cuando la otra persona estaba a gusto, o se sentía en confianza... El unico problema era que pasara lo mismo... a la inversa

- No, no soy de familia muggle - respondió. En cierta forma era la verdad... a medias - Solo paso el rato ...

Siempre le sorprendia la gente con sus acciones: aquella chica estaba totalmente loca, ahora estaba sentada al lado suyo como si fueran amigas. Aunque no podía negar que había surgido una peque;a chispa de simpatia hacia ella seguía sin confi ar. Katie simplemente no era de esas personas que se dedican a lanzar hechizos a las personas de quienes desconfian, solo las dejaba pasar esperando sus reacciones. Luego decidiría. Ahora se rio de lo ingenua que parecia la bruja.

- En realidad no suena ninguna música, no tengo los aparatos necesarios - Como si no supiera como se llamaban...Ipod, mp4, etc. - En todo caso que quiera escuchar algo, encanto los audifonos - La miro mientras hablaba buscando algo que dijera algo de ella. Solo saco como conclusión que no era muy "femenina" y que su cabello podía ser tan falso como si actitud. Nada interesante. Agito la varita murmurando unas palabras y los audifonos comenzaron a sonar en una estación mágica

No se le ocurria mas nada que decir, nada raro en ella... Pero luego recordando le dio curiosidad el hecho de que una bruja como ella estuviese en el mundo muggle - ... Curioso que hayas elegido este lugar para esconderte - dijo suponiendo que, si la espiaban, habia escogido el mundo muggle y aquella zona tan atestada de gente - Raro... las familias sangre pura siempre tienen sus modos de ocultarse - Seguía lanzando flechas
avatar
Katie Lowen

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Saskia Garred el Mar Ene 04, 2011 5:32 pm

’Eso tú no lo sabes’ le dijo a ese comentario e que a no todos les espiaban, o sea no quería decir que fueses con psicosis a todas partes pero si alguien te sigue no se iba a acercar a decírtelo ¿no? Se encogió de hombros ya que no supo que decir a eso de pasar el rato, no le pareció raro después de todo pues ella estaba haciendo lo mismo. Sintió recelo al sentirle murmurar pero luego comprobó que si salía música de los audífonos, sin duda era una emisora muggle. ’Lo muggles tienen buena música, tal vez sea lo único que valore de ellos’ Dicho eso se quedó un rato escuchando, como si nada, terminó por aburrirse y dárselos, por lo menos había saciado en algo su curiosidad aunque fuera haciendo funcionar un aparato muggle por arte de magia. Se recostó en el banco mirando todo a su alrededor y pudo ver que donde había estado el anterior músico con la guitarra ahora se ponía uno con un violín. Sonrió de lado pero esta vez no hizo nada, además ahora estaba acompañada por una bruja y por lo menos se entretenía lanzándole pullitas.

No es que le desagradarse la chica pero tampoco simpatizaba con ella, se la veía demasiado resta y santurrona, seguro sería de esos típicos amigos cautos que se joden las fiestas con su prudencia. Pero es la única bruja que había conocido quitando al Maestro. La chica rompió el silencio y Saskia dirigió sus ojos verdes a ella ’¿Quién ha dicho que yo me esté ocultando aquí? Es más ¿quién ha dicho que me este ocultando?’ preguntó alzando las cejas. Negó suavemente con la cabeza antes de posar su mirada fijamente en la fuente. ’Yo no tengo porqué ocultarme y si de verdad quieres saberlo en realidad huyo de mi casa, por así decirlo’ y era cierto, tal vez fuese la única verdad que había dicho.

Se había percatado que desde que había entablado conversación con ella la chica se atrevía a preguntar más. Tal vez Saskia le resultara curiosa, quien sabe, pero parecía soltarse más en el dialogo.

avatar
Saskia Garred
Mortífago

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/12/2010
Edad : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Katie Lowen el Mar Ene 11, 2011 9:31 pm

¿Eso tu no lo sabes? Era paranoíca. Solo si hay ago oscuro detrás o se sospecha de, habría razones para espiar a alguien ¿O no? En fin, siguieron escuchando musica un rato hasta que rompio el silencio y la chica constesto en seguida. Ella también alzo una ceja mientras sonreía levemente. Aquella rubia hablaba bastante pero sin decir nada acerca de su procedencia o de historia hasta aquel último comentario. Si se quedaba estirando la conversación podria armar el rompecabezas de los datos que soltaba. Pero estaba algo decepcionada. Se había acercado a ese lugar específico con la esperanza vaga de sacar algo que pudiese informar en el departamento de aurores. Si hubiese sabido que la chica se acercaría a hablarle, habría desaparecido en cuestión de segundos. No era su hobbie favorito hablar con alguien muy diferente de ella e intentar sacar temas de la nada. Sinceramente esperaba, minutos atrás, que alguien se sentara junto a la otra bruja. Una tontería por supuesto. Cosas de principiantes probablemente.

Al menos le quedaba la visita a Malfoy's Manor. Empezo a recoger dentro del bolso las pocas cosas que tenía afuera. Solo habían pasado unos pocos segundos desde que la rubia había hablado

- ¿Huyendo? Vaya, eso no se ve todos los días... y así yo tenía razón, aunque no era de Azkaban... Entonces ¿escogiste precisamente Londres para esconderte? ¡A que te hospedas en El caldero chorreante! Sería muy, muy difícil encontrarte en una posada de magos - Dijo bastante burlona, pero sin llegar a esos aires de superioridad que tanto odiaba. "Un poco de movimiento a la conversación antes de irme no viene mal" se dijo a si misma.
avatar
Katie Lowen

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La guitarra que arde

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.